Tagged: luna

(Español) La órbita lunar perfecta para el Gateway

(Español) Mientras la NASA se prepara para el regreso a largo plazo de la humanidad a la superficie lunar a través de las misiones Artemis, la agencia presenta conceptos novedosos, respaldados por la ciencia y décadas de experiencia en vuelos espaciales tripulados, para abrir nuevos caminos en la Luna y sus alrededores.

(Español) Cultivan plantas en suelo lunar

(Español) Este trabajo es un primer paso para que un día puedan cultivarse plantas que proporcionen alimento y oxígeno en la Luna o durante misiones espaciales. Es de relevancia para el programa Artemis, que tiene por  objetivo llevar de nuevo personas a la Luna.

(Español) Las diferencias entre las caras visible y oculta de la Luna, relacionadas con un impacto antiguo colosal

(Español) La cara visible de la Luna está dominada por los mares lunares (los restos extensos y oscuros de antiguos flujos de lava). La cara oculta, por otro lado, está salpicad de cráteres y prácticamente carece de formaciones extensas como los mares. La razón por la que son tan diferentes ha sido un misterio durante mucho tiempo.

Los patrones de remolinos y la topografía de la Luna están relacionados entre sí

Dos regiones de remolinos en el Mars Ingenii (una gran llanura basáltica oscura formada por erupciones volcánicas antiguas en la cara oculta de la Luna) muestran una correlación entre albedo (cantidad de luz reflejada) y topografía, donde la elevación del terreno en las regiones brillantes es menor que la elevación en las regiones oscuras.

(Español) La NASA estudia una “nueva” muestra lunar de 50 años de edad como preparación para el regreso a la Luna

(Español) Cuando los astronautas de las misiones Apollo trajeron estas muestras hace unos 50 años, la NASA tuvo la previsión de conservar algunas cerradas y prístinas, a la espera de que se desarrollaran tecnologías que permitieran estudiarlas de otros modos, respondiendo a preguntas nuevas.

(Español) Actualizado el modelo de la cronología lunar

(Español) Los investigadores chinos midieron la edad radiométrica de muestras recogidas por la sonda Chang’e 5 y concluyeron que tienen unos 2000 millones de años de edad. Ello les permitió actualizar el modelo cronológico más popular, el llamado modelo de Neukum, que fue desarrollado por el profesor Gerhard Neukum (Universidad Libre de Berlín) en 1983.