Etiquetado: atmósferas planetarias

La discontinuidad en las nubes de Venus

La enorme estructura corta verticalmente por el ecuador de Venus, midiendo casi 8000 kilómetros de un extremo al otro, y gira alrededor del planeta a más de 300 kilómetros por hora, completando una vuelta cada 5 días terrestres.

El exceso de neblina en Urano lo hace más pálido que Neptuno

Una nueva investigación sugiere que una capa de neblina concentrada que existe en ambos planetas es más gruesa en Urano que en Neptuno y «blanquea» la apariencia de Urano haciéndolo ver más pálido que Neptuno. Si no hubiese neblina en las atmósferas de Neptuno y Urano, ambos se verían casi igualmente azules.

Una predicción del tiempo actualizada para el exoplaneta HAT-P-7b

Tendría sentido pensar que, dadas la atmósferas siempre cambiantes de la Tierra y los demás planetas del Sistema Solar, los exoplanetas alberguen también sus tipos propios de «tiempo meteorológico». Pero, a pesar de que han sido caracterizadas muchas atmósferas exoplanetarias, sigue siendo muy difícil detectar una atmósfera cambiante de manera fiable.

El secreto de Venus puede hallarse escondido en el calor de la noche

Los resultados muestran que la velocidad del viento es de unos 216 kilómetros por hora en la base de la capa de nubes y a latitudes medias, disminuyendo a la mitad más cerca de los polos. Además, en la cara diurna y en solo un espacio de 20 kilómetros, el viento paralelo al ecuador sufre un aumento de velocidad de 150 km/h más.

Descubierto vapor de agua en un superneptuno

Su gran tamaño, en relación con el de su pequeña estrella anfitriona, permite que  cuando pasa por delante de ella, su  atmósfera deje huellas en  la luz estelar revelando su composición química, lo que ha permitido a los astrónomos detectar la presencia de vapor de agua, algo que solo se había conseguido hasta ahora en otros tres exoplanetas del tamaño de Neptuno.

Primera imagen tridimensional de la atmósfera de Júpiter

Los nuevos resultados muestran que los ciclones son más calientes en la parte superior, donde la densidad atmosférica es menor, mientras que son más fríos en la base, donde la densidad es mayor. Los anticiclones, que giran en dirección opuesta, son más fríos en la parte de arriba y más calientes abajo.