Skip to content

Observatori Astronòmic

feed-image

You are here: Home Divulgación Noticias del Cosmos
NOTICIAS DEL COSMOS
Para suscribirte a la lista de email de Noticias del Cosmos, manda un email solicitándolo a la siguiente dirección: noticias.cosmosuv.es


La antigua Atlantis PDF Print E-mail

4/8/2015 de ESA

 

Title Ancient Atlantis
La antigua Atlantis. Crédito: ESA/DLR/FU Berlin (CC BY-SA 3.0 IGA).

 

Esta colorida imagen es un mapa topográfico de una porción de la región conocida como Terra Sirenum, situada en el hemisferio sur de Marte. El mapa tiene un código de color, con los rojos y blancos representando las mayores alturas topográficas y los azules y púrpuras las menores.

Las imágenes muestran una miríada de tipos de terreno incluyendo precipicios, cráteres de impacto, canales excavados en laderas muy pendientes, cordilleras arrugadas, que todos juntos reflejan una rica historia geológica.

Quizás la formación más prominente sea la parte de terreno desigual caótico hacia el centro de la imagen. Esta es Atlantis Chaos, una llanura baja que abarca 170 km por 145 km y contiene unos pocos cientos de picos pequeños y colinas achatadas. Se piensa que son el resultado de la erosión continua de lo que en tiempos fue una meseta sólida entera.

Varios cráteres de impacto de edades muy diferentes ocupan la escena, los más antiguos con bordes casi indetectables que se han erosionado con el paso del tiempo. De hecho, el límite del gigantesco Atlantis Basin es difícil de ver pero se encuentra en el centro de la imagen y cubre 200 km. Está conectado con otra gran cuenca situada más al sur (izquierda) con un diámetro de 175 km. Los científicos sospechan que algunos de los cráteres y cuencas de esta área podrían haber contenido agua estancada en el pasado. De hecho, los canales excavados en las laderas de cuencas antiguas constituyen indicios de la existencia de agua en el pasado de esta región.

[Noticia completa]

 
Los datos de New Horizons apoyan la presencia de un océano subterráneo PDF Print E-mail

3/8/2015 de Phys.org

Four images from New Horizons’ Long Range Reconnaissance Imager were combined with color data from the Ralph instrument to create this enhanced-color global view of Pluto. Credit: SwRI/JHUAPL/NASA   Read more at: http://phys.org/news/2015-07-horizons-hint-underground-ocean.html#jCp

Cuatro imágenes del instrumento Long Range Reconnaissance Imager de New Horizons fueron combinadas para colorear datos del instrumento Ralph y crear esta imagen global en color realzado de Plutón. Crédito: SwRI/JHUAPL/NASA.

 

Datos recientes de la sonda New Horizons de NASA, que pasó a 12600 kilómetros de la superficie de Plutón el 14 de julio han revelado formaciones en la región con forma de corazón que indican que el planeta enano puede albergar un océanos a cierta profundidad en su interior.

"Estamos asombrados al ver que Plutón es tan activo y dinámico", afirmó Richard Binzel, coinvestigador de New Horizons. Las últimas imágenes de Tombaugh Regio - el nombre oficial del corazón en honor del descubridor de Plutón, Clyde Tombaugh - indican la presencia de hielo de nitrógeno en formaciones similares a los glaciares de la Tierra, que parecen fluir alrededor de islas elevadas en los bordes del corazón. Hasta ahora los científicos sólo habían visto superficies como éstas en mundos activos como la Tierra y la luna Encelado de Saturno. "Nadie osaba imaginar tal acumulación gruesa y localizada de hielos geológicamente jóvenes, que incluso a 40 K (-233 ºC) tienen viscosidad suficiente para crear estructuras locales", afirmó.

El hielo que fluye y otras formaciones, como montañas de hielo de agua de 3400 metros y la superficie relativamente joven sin cráteres del corazón apoyan la idea de que Plutón puede tener un océano interno que controla la actividad geológica.

"Toda la actividad que vemos coincide con la idea de que [Plutón] tiene un gran núcleo de roca rodeado por una capa helada", afirma William McKinnon, coinvestigador de New Horizons. "Ello aumenta la probabilidad de que pueda haber todavía un océano bajo la gruesa capa de hielo". Los investigadores destacaron que no poseen ningún indicio directo de la existencia de un océano líquido interno, pero investigarán esa posibilidad mientras continúan llegando datos durante los próximos 16 meses.

[Noticia completa]

Last Updated ( Monday, 03 August 2015 11:21 )
 
Un sistema binario de estrellas sincronizado precisamente con los rayos gamma del púlsar PDF Print E-mail

3/8/2015 de Max Planck Institute for Gravitational Physics (Albert Einstein Institute, AEI) / The Astrophysical Journal

In the binary system, the pulsar and its companion star orbit the the common center of mass in only 4.6 hours. The companion is heated on one side by the pulsar's radiation (magenta) and is slowly evaporated. The binary system and the companion are to scale, the pulsar has been magnified.

En el sistema binario, el púlsar y su estrella compañera están en órbita alrededor del centro de masas común con un periodo de solo 4.6 horas. Un lado de la compañera se calienta por la radiación del púlsar (magenta) y se evapora lentamente. El sistema binario y el compañero están a escala, el púlsar ha sido aumentado de tamaño. Crédito: Knispel/AEI/SDO/AIA/NASA/DSS.

 

Los púlsares son restos compactos nacidos en la explosión de estrellas masivas que giran rápidamente. Pueden ser observados por medio de sus haces de ondas de radio y rayos gamma que emiten como si fueran faros. Científicos del Max Planck Institute for Gravitational Physics (Albert Einstein Institute, AEI) han medido ahora de forma precisa las propiedades de un sistema binario con un púlsar de milisegundo de rayos gamma. Empleando métodos nuevos, los investigadores analizaron datos de archivo del telescopio de rayos gamma Fermi con más precisión de lo que había sido posible hasta ahora. Descubrieron variaciones en el periodo orbital del sistema binario en interacción que pueden ser explicadas por los ciclos de actividad magnética de la estrella compañera.

En 2009 el telescopio de rayos gamma Fermi detectó una intensa fuente de radiación gamma a la que se asignó el nombre de catálogo 0FGL J2339.8–0530. Las observaciones en otras longitudes de onda sugirieron que se trataba de un púlsar de milisegundo en un sistema binario, con una estrella compañera, en órbita alrededor de su centro de masas común cada 4.6 horas. 

Hasta 2014 no pudo identificarse el púlsar ahora conocido como PSR J2339–0533, a través de su emisión de radio pulsada. Las observaciones en longitudes de radio habían sido impedidas por la interacción del púlsar con su compañera estelar. La radiación del púlsar calienta a la compañera y la evapora lentamente. Esto hace que nubes de gas  floten por el sistema binario, absorbiendo la emisión radio y haciendo que el púlsar sea temporalmente invisible. Para caracterizar por completo el sistema, son necesarias observaciones regulares a lo largo de varios años.

Sin embargo, los rayos gamma emitidos por PSR J2339–0533 atraviesan las nubes de gas y permiten observar el púlsar. "Los tiempos de llegada de los fotones registrados por Fermi-LAT dependen de las propiedades físicas de la estrella y de sus órbitas", afirma Holger Pletsch, director del grupo de investigación. Los resultados muestran una inesperada variación del periodo orbital. "Nos sorprendió descubrir que el periodo orbital cambia lentamente alrededor de la media de 4.6 horas. Las variaciones son de unas pocas milésimas de segundo, pero comparadas con la precisión de medida de millonésimas de segundos, eso es mucho", afirma Colin Clark, estudiante de doctorado. "Para la órbita de la Tierra esto significaría que algunos años serían más largos o más cortos que otros por una docena de segundos".

[Noticia completa]

Last Updated ( Monday, 03 August 2015 11:22 )
 
El escudo magnético de la Tierra es 500 millones de años más antiguo de lo que se pensaba PDF Print E-mail

3/8/2015 de University of Rochester / Science

An artist’s depiction of Earth’s magnetic field deflecting high-energy protons from the sun four billion years ago. Note: The relative sizes of the Earth and Sun, as well as the distances between the two bodies, are not drawn to scale. (Graphic by Michael Osadciw/University of Rochester)
Una ilustración de artista del campo magnético de la Tierra desviando protones de alta energía procedentes del Sol, hace cuatro mil millones de años. Nota: los tamaños relativos entre la Tierra y el Sol, así como las distancias entre los dos cuerpos, no han sido dibujados a escala. Gráfico de Michael Osadciw/University of Rochester.

El campo magnético de la Tierra protege la atmósfera frente a los vientos solares - flujos de partículas cargadas eléctricamente que proceden del Sol. El campo magnético ayuda a evitar que los vientos solares arranquen la atmósfera y el agua, que hacen posible la vida en el planeta. El campo magnético de la Tierra es generado en su núcleo líquido de hierro, y esta geodinamo necesita hacer que el planeta emitía calor de manera regular para poder funcionar. Hoy en día la emisión del calor está ayudada por la tectónica de placas, que transfiere calor de forma eficiente desde el interior del planeta a la superficie.

Pero según John Tarduno, geofísico de la Universidad de Rochester, la época de aparición de la tectónica de placas es intensamente discutida ya que algunos científicos defienden que la Tierra careció de un campo magnético durante su juventud. Dada la importancia del campo magnético, los científicos han intentado determinar cuándo apareció por primera vez, lo que a su vez proporciona datos acerca de cuándo tuvo origen la tectónica de placas y cómo el planeta consiguió mantenerse habitable.

Por suerte para los científicos, existen minerales (como la magnetita) que conservan información sobre al campo magnético existente cuando los minerales se enfriaron a partir de su estado fundido. Los minerales más antiguos pueden indicar a los científicos la dirección e intensidad del campo en los periodos más tempranos de la historia de la Tierra. Para obtener medidas  fiables es crucial que los minerales estudiados por los científicos sean prístinos y nunca hayan alcanzado un nivel de calor suficiente para que la antigua información magnética contenida en los minerales haya cambiado a la de un campo magnético posterior.

Los nuevos resultados de Tarduno están basados en el registro de la intensidad del campo magnético grabada en magnetita encontrada dentro de cristales de circón recogidos en las Jack Hills de Australia Occidental. Las medidas han revelado mucha información sobre la presencia de una geodinamo en el núcleo de la Tierra. Tarduno explica que los vientos solares podían interaccionar con la atmósfera de la Tierra creando un pequeño campo magnético, incluso en ausencia de una dinamo en el núcleo. Bajo tales circunstancias, la intensidad máxima del campo magnético sería de 0.6 μT (micro-Teslas). Los valores medidos por Tarduno y su equipo eran mucho mayores de 0.6 μT, señalando la presencia de una geodinamo en el núcleo del planeta, así como sugiriendo la existencia de la tectónica de placas necesaria para eliminar el calor acumulado. "No ha existido consenso entre los científicos acerca de cuándo empezó la tectónica de placas", afirma Tarduno. "Nuestras medidas apoyan algunas medidas geoquímicas anteriores de circones antiguos que sugieren una edad de 4400 millones de años".

[Noticia completa]

Last Updated ( Monday, 03 August 2015 11:22 )
 
<< Start < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Next > End >>

Page 1 of 1191

Salida y puesta del sol

07:0314:0821:11
Valencia

La Luna hoy

http://tycho.usno.navy.mil/cgi-bin/phase.gif

Previsión meteorológica

Posición de la ISS

ISS

APOD

Astronomy Picture of the DAy

Estadisticas Noticias del Cosmos

web statisticsweb statistics