Un nuevo modelo de meteorología espacial ayuda a simular la estructura magnética de las tormentas solares

También te podría gustar...