Los cambios orbitales pueden provocar estados de “bola de nieve” en las zonas habitables alrededor de estrellas similares al Sol

También te podría gustar...