Datos de ESO demuestran que las estrellas calientes están plagadas de manchas magnéticas gigantes

También te podría gustar...